fbpx

Llegó el momento de comprar tu primera guitarra eléctrica… Qué nervios, ¿verdad? Elegir entre tantos modelos y características puede ser, al comienzo, un tanto abrumador…

Por eso, en este artículo te dejamos nuestros mejores consejos para que compres tu primera guitarra eléctrica de manera acertada.

A la hora de elegir cuál es la mejor opción para tu primera guitarra eléctrica, hay que tener en cuenta varios aspectos, para no encontrarte con un problema después y asegurarte de comprar exactamente lo que buscas y necesitas. 

En el mercado, hay cientos de modelos, imitaciones, marcas y posibilidades que pueden ajustarse a casi cualquier bolsillo. Cuando tengas definido el presupuesto con el que cuentas, comienza a indagar en las cuestiones técnicas; pero ten cuidado con no apagar el factor intuición. 

Los primeros pasos para elegir tu primera guitarra eléctrica son básicos, pero te ayudarán a tener un punto de partida para comenzar la búsqueda:

  • ¿Qué tipo de música tocarás? No es lo mismo tocar estilos tranquilos, que punk o metal.
  • ¿Qué tipo de guitarra utiliza tu guitarrista favorito? Lógicamente, no comprarás la misma guitarra que un músico profesional por diversas razones, pero sí te servirá de guía para acercarte a la mejor opción para ti. 

Hagamos una revisión general sobre los tipos de guitarras y pastillas. 

Al final, ¡encuentras nuestras recomendaciones!

Tipos de guitarras eléctricas: ¿cuál elegir?

  • Guitarra “clásica” con puente fijo

guitarra - clásica

Este tipo no tiene palanca de tremolo, ya que las cuerdas descansan sobre un puente inmóvil. Los guitarristas tradicionales, y especialmente los del terreno del blues, jazz, o rock n’ roll, suelen optar por esta opción. El puente fijo resulta muy sencillo para ajustar las cuerdas, cambiarlas o afinarlas. 

  • La familia Stratocaster

La Fender Stratocaster es una de las guitarras más influyentes e imitadas del universo guitarrero, gracias a Jimi Hendrix. Tiene 3 pastillas simples que, combinadas, aportan una gran versatilidad de tonos y sonidos. Este modelo es el indicado si quieres reproducir algunos de los “rugidos “más emblemáticos del rock. 

  • Guitarra con puente flotante o “Floyd Rose”

Este puente consiste en un conjunto de muelles que, compensando la presión ejercida por las cuerdas, permite mantener en equilibrio el punto de apoyo. Con la palanca de tremolo, pueden tensarse y destensarse, subiendo y bajando el tono. Es una guitarra con sonido potente y mástiles finos, lo que ayuda a la interpretación de solos de cierta complejidad técnica. Para iniciarse puede resultar muy compleja, dado el puente flotante y el ajuste y afine de las cuerdas.

¿Pastillas dobles (hambuckers) o simples (single coils)?

El sonido de las guitarras eléctricas se produce gracias a la amplificación de la vibración de sus cuerdas metálicas, captada por unas cápsulas electromagnéticas llamadas pastillas. Son determinantes, junto con la calidad de la madera y el amplificador, en el sonido final de la guitarra.

A la hora de comprar tu primera guitarra, podríamos decir que el desafío está en si elegir pastillas dobles o simples. 

  • Pastillas dobles: Constan de dos hileras de puntos magnéticos. Su bobinado es más denso y producen un sonido más saturado y grave. Por tanto, son adecuadas para obtener tonos “redondos” y saturar con facilidad; o sea, para géneros musicales más pesados, como el hard rock y el metal. 
  • Pastillas simples: Constan de una única hilera. Su sonido es más claro y preciso, aunque tiene menos cuerpo que el de las humbuckers. Atención: algunas humbuckers pueden hacerse sonar como simples mediante un conmutador que añade versatilidad a las prestaciones de la guitarra.

A la hora de comprar una guitarra de precio promedio o asequible, las humbuckers suelen ser la mejor opción, dado que las pastillas simples tienen un efecto secundario que, en versiones económicas, se vuelve muy evidente: mucho ruido de zumbido.

Las recomendaciones de Entre Cuerdas para comprar tu primera guitarra eléctrica

  • Optar por una guitarra eléctrica con puente fijo: 

En líneas generales son más económicas y más sencillas al momento de cambiar cuerdas. También el mantenimiento suele ser más económico.  

  • Dividir, si es posible, el presupuesto entre una guitarra y un amplificador: 

La realidad es que, con cualquier guitarra eléctrica, será difícil recibir mucha retroalimentación sin un amplificador. Y cuando estás dando tus primeros pasos, esa retroalimentación es una de las partes más importantes para aprender lo básico correctamente.

Nuestra gran recomendación es que no cometas el error de utilizar todo tu presupuesto en una guitarra eléctrica costosa. Es mejor optar por una de precio medio y sumar un amplificador. ¡Realmente vale la pena!

  • Configurarla con un técnico especializado: 

Recomendamos guardar un porcentaje de tu presupuesto para enviar tu nueva guitarra a un técnico para que la configure correctamente. En general, en las tiendas no suelen configurar de la manera más cómoda las guitarras de gama baja, y las cuerdas suele quedar más altas con respecto al brazo. Configurar la guitarra a tu gusto te permitirá tocar más cómodo ¡y mejor!

En conclusión 

Estas son nuestras recomendaciones a la hora de comprar tu primera guitarra eléctrica.  

Sin embargo, es muy importante que también tengas en cuenta tu gusto y comodidad personal… Además, aunque desde Entre Cuerdas te demos consejos en cuanto a la parte técnica y la experiencia, cada persona tiene su propia opinión y relación con su instrumento. 

No te abrumes demasiado entre tantas especificaciones y datos técnicos. Ten en cuenta los rasgos genéricos de lo que tienes que buscar, pero no elimines ese factor de intuición. Si la primera impresión sobre un modelo es positiva, y luego quedas conforme con la prueba de los ajustes, ¡esa es tu guitarra!

Te recomendamos también que compres solo modelos de guitarra que sepas utilizar o sean aptos para la etapa de aprendizaje en la que te encuentras, porque con el pretexto de “ya me acostumbraré”, puedes echar a perder tu dinero y cometer un error. 

Si tenemos que resumir el proceso de selección en tres palabras, diríamos: practicidad, sonido y sensación. 

Después de todo, la mejor guitarra que puedes conseguir 

es con la que más disfrutas tocando.

¿Quieres profundizar y aprender a tocar este maravilloso instrumento? 

Puedes tomar tu primera clase en nuestra escuela ¡completamente gratis aquí!

Categorías: Tutoriales

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *